Mitos, tabúes y realidades de las universidades


La universidad, erguida como ha de estar, en su propio predicamento

Señores; como latinoamericano, venezolano y ucevista –como llamamos en Caracas a los miembros de la comunidad académica de la Universidad Central de Venezuela, la principal universidad del país, me complace tener el honor de presentar en el escenario de la CRES 2018 los volúmenes de mi libro acerca de la universidad: Mitos, tabúes y realidades de las universidades.

La publicación de esta obra es el esfuerzo conjunto de muchas personas. Agradezco el esfuerzo editorial del IESALC UNESCO, en la persona de su director el Dr. Pedro Henríquez Guajardo, y del coeditor, la UCV, representada en este acto por la profesora Enoé Texier, coordinadora del doctorado en Ciencias Sociales de la Universidad Central de Venezuela. Del mismo modo expreso mi gratitud para con las autoridades de esta Universidad Nacional de Córdoba, al facilitar este acto, en la persona del Dr. Francisco Tamarit, Coordinador de la CRES 2018 y antiguo rector de la misma, y del rector actual Dr. Hugo Oscar Juri. Agradezco, del mismo modo, la presencia incansable de la profesora Débora Ramos Torres, consultora académica del IESALC-UNESCO, sin cuya cooperación y buena voluntad este libro nunca se hubiera publicado.

 No por exceso de modestia sino por seguir un profundo sentido de la vasta y compleja realidad universitaria latinoamericana, que amedrenta, reduzco mi análisis al caso de mi país, Venezuela. Es una sociedad que en este mismo momento atraviesa por trabas y dificultades, consecuencia de los irrefrenables fanatismos políticos de uno y otro lado del espectro político e ideológico, que se instalan a menudo, a pesar nuestro, como obstáculos para la libertad, el ejercicio de los derechos humanos y la participación honorable en el controversial mundo de las ideas.

 El mismo se halla en mi país bajo estado de crisis y quizás de caos, sobre todo el pensamiento universitario, que ha de responder con las frágiles herramientas de la razón los embates de la universidad de creencia, política y/o religiosa, que abate el escenario profesional y académico de nuestras universidades.

He dedicado este libro, leo, del siguiente modo:

“Dedico este volumen y libro correspondiente a la memoria de los estudiantes y profesores que gestaron la Reforma de Córdoba, Argentina, cuando se cumple un siglo de aquella gesta universitaria que, más allá de las incidencias en sí que la caracterizaron y de la retórica que la ha acompañado en este largo siglo, simboliza la libertad en la universidad, como parte indisoluble de su ethos y de su esencia. Del mismo modo dedico mi trabajo a la memoria de los jóvenes estudiantes universitarios venezolanos que rindieron su vida luchando por sus ideales, en el año 2017”.

Digo venezolanos como bien pudiera decir igualmente estudiantes nicaragüenses o palestinos, y donde quiera que la represión y la tiranía sean enfrentadas con las armas de los ideales, de la esperanza, encarnada en la vanguardia intelectual y académica de los estudiantes universitarios.

Para finalizar: de mi libro, por lo demás, se podría decir lo que Borges de los suyos, “que no eran para tanto”. Sin parecer insolente para con el maravilloso juglar argentino, hasta me animo a decir que mi libro “es para mucho”, como acontece al observar este acto extraordinario en donde se presenta una obra que si algún mérito tiene es el de la búsqueda de la verdad acerca de nuestras universidades, en forma honrada y por derecho, aun dentro de la precariedad de nuestra existencia en Caracas, en estos momentos, como nación y sociedad.

Al hablar en esta magna reunión de la CRES 2018 es mi deber alertar como los extremos del estado y del mercado buscan invadir y conquistar los espacios del conocimiento, yendo a los extremos pues cada actor busca controlar para sus propios fines, no siempre santos. La UNESCO, por ello, está llamada a ofrecer una plataforma pública que acoja la discusión libre y sin obstáculos del mundo de las ideas y de aquel del mundo de los saberes y de las ideas académicas. El sector estatal busca controlar las mentes de los universitarios a través de la represión y de la tiranía y el mercado permite observar no sin sorpresa que incluso la banca internacional trata de intervenir en el manejo de las universidades y cuando ello ocurre, que la banca se interese por las universidades, es ello en sí mismo motivo de alarma frente a este hecho del control de las mentes, pues entonces aparece la misma deleznable represión y tiranía del mercado.

Al cumplirse un siglo de la Reforma de Córdoba, entonces, cabe hacer un llamado desde este recinto, para que la universidad latinoamericana recobre su esencia, apoyada en los ideales de la libertad y la democracia, alejada como debe estar de los perversos extremos del monopolio institucional, bien del estado o bien del mercado. Erguida como ha de estar, en su propio predicamento.

Palabras leídas por el profesor Orlando Albornoz en el acto de presentación de su libro en 5 volúmenes Mitos, tabúes y realidades de las universidades (Universidad Central de Venezuela/UNESCO-IESALC, 2018), actividad que tuvo lugar en la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, en el marco de la III Conferencia Regional de Educación Superior CRES 2018 (Córdoba, Argentina, 12 de junio de 2018).

Nota: Los libros están disponibles en formato digital en los siguientes enlaces:

Volumen I: Cambios en las sociedades, reformas en las universidades

Volumen II: La reforma de la universidad latinoamericana, un siglo de desencuentros: 1918-2018

Volumen III: La crisis de la universidad venezolana en el siglo XXI y qué hacer para mejorar su calidad institucional

Volumen IV: La universidad venezolana contemporánea: 1958-2026

Volumen V: Los fundamentos y dinámica de la universidad latinoamericama, caso de Venezuela: 1958-2030

 

TPL_BEEZ2_ADDITIONAL_INFORMATION