AltaHooker

 

La responsabilidad de la Universidad Comunitaria Intercultural en el fortalecimiento de las Autonomías de los pueblos

MSp. Alta Hooker Blandford[1]

9 de agosto de 2016

Acompañamiento e incidencia social y comunitaria, un compromiso con los pueblos

El Caribe Nicaragüense, representa el 52% del territorio nacional. En ellas habitan la mayor diversidad étnica, cultural, lingüística, geográfica y de biodiversidad del país y es donde conviven diferentes pueblos: Miskitus, Sumus Mayangnas, Ulwas, Ramas, Garífunas, Creoles y Mestizos. El Caribe goza de un régimen de Autonomía, que surge como el modelo de organización político territorial para reconocer los derechos históricos de los pueblos que en ella habitan.

En este contexto nace la Universidad de las Regiones Autónomas de la Costa Caribe Nicaragüense URACCAN, institución comprometida con el desarrollo de los pueblos de este territorio. Estableció desde sus inicios y en su Plan estratégico institucional 2015-2019, cinco funciones, siendo una de ellas el “Acompañamiento e Incidencia Social Comunitaria” y la define como:

Un proceso de diálogo de saberes implementado por la universidad con las comunidades y actores sociales; encaminados al ordenamiento del desarrollo regional y fortalecimiento de los sistemas autonómicos y la promoción del patrimonio cultural desde un enfoque de equidad de género, para la construcción colectiva del Buen Vivir de los pueblos, el respeto, equilibrio y la armonía con la Madre Tierra a nivel nacional e internacional.

Su misión es contribuir al fortalecimiento de una práctica de generación y diseminación de conocimientos que promueven la capacidad de autogestión y el aumento del poder gerencial de las comunidades y territorios en las Regiones Autónomas. Basando la práctica en métodos participativos y estrategias de acompañamiento culturalmente pertinentes, que articulan los sistemas de conocimientos endógenos con los exógenos, y respetando los derechos de propiedad intelectual de los pueblos, para la formación de ciudadanías interculturales.

Para la implementación de esta función, la universidad cuenta con 5 institutos, 2 centros de investigación, tres radios comunitarias y el canal comunitario Intercultural que hacen la labor de acompañamiento Social Comunitaria, Docencia y divulgación.

En el camino que hemos venido construyendo, hemos avanzado pero haremos referencia por el tiempo a un solo Instituto.

A través del Instituto de medicina Tradicional y Desarrollo Comunitario (IMTRADEC), se ha venido acompañando a la comisión de salud del Consejo Regional Autónomo, al Ministerio de salud, a los médicos tradicionales, a sabios y sabias, quías espirituales, Sukias, curanderos, líderes comunitarios, sociedad civil y se ha logrando la construcción del Modelo Regional Intercultural de Salud de la región y con métodos de incidencia sistemática su inclusión en la Ley General de Salud. La base principal del modelo es la articulación del conocimiento tradicional con el occidental, poniendo ambos al mismo nivel.

Esto ha permitido el reconocimiento oficial del conocimiento tradicional y el fortalecimiento de la organización de los médicos tradicionales a todos los niveles. Han hecho investigaciones con la facilitación de la Universidad y elaborado un documento presentando 32 enfermedades tradicionales que aquejan a la población, entre algunos está el Grissie Sicknis, Isingni, Kukra, poising, hechizo, Liwa, Yumuh que son compartidos con los estudiantes de medicina intercultural y psicología en contextos multiculturales en las aulas y en las comunidades. Se elaboró la ley de Medicina Tradicional y con apoyo de Diputados y Diputadas de la Asamblea Nacional se logra su aprobación y es ley en el país. Con el Ministerio de Salud, estamos implementando la campaña intercultural de lucha contra la malaria con apoyo de los médicos tradicionales, curanderos y los pastores.

Hemos venido consolidando el modelo de Universidad Comunitaria Intercultural impregnada de los conocimientos, saberes y prácticas de los sabios, sabias, Sukias, ancianos y ancianas, y los valores y prácticas de los ancestros de nuestros pueblos articulado con el conocimiento occidental, para el fortalecimiento de la autonomía regional multiétnica.

Entendemos que el acompañamiento de los procesos deben generar transformaciones en las condiciones del bienestar colectivo de las comunidades con perspectiva a corto, mediano y largo plazo y basado en criterios de sostenibilidad, respeto a la cosmovisión y de las formas de convivencias tradicionales de las comunidades y pueblos. Entendiendo la sostenibilidad como la gestión articulada de programas, proyectos y acciones fundamentado en el consenso, la participación, responsabilidad compartida, reciprocidad y complementariedad de cada uno de los actores, de cara al desarrollo con identidad y al fortalecimiento de los diferentes territorios.

En el transcurso del tiempo, hemos aprendido que no es posible aferrarse a modelos rígidos; es necesari