Fundación de la Cátedra Andrés Bello en Educación Superior Comparada, de UNILA (Universidad para la Integración Latinoamericana).

destacado_conferenciaDurante los días 20-25 de Octubre tuvo lugar, en la sede de UNILA, el ciclo de conferencias correspondientes a la  fundación de la Cátedra Andrés Bello en Educación Superior Comparada,  a cargo de la Dra. Carmen García Guadilla, profesora titular y ex Directora del Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la Universidad Central de Venezuela, y Consultora Académica de UNESCO/IESALC.

La Dra. García Guadilla abrió el ciclo de conferencias destacando la importancia de UNILA en el actual contexto de globalización del conocimiento donde las dinámicas de internacionalización tienen un especial protagonismo.  “La universidad para la integración latinoamericana es un sueño que viene desde el siglo XIX con Francisco Bilbao, discípulo de Andrés Bello, quién hizo una propuesta de universidad latinoamericana para la integración.  Más tarde, en la primera mitad del S.XX aparecen otras propuestas de universidad para la in­te­gración, como la de Julio Barcos, escritor de origen argentino, quien propuso en Montevideo, crear una Univer­sidad de la Cultura Americana,  entre cuyos objetivos se encontraban la creación de un mercado editorial de libros y revistas, así como una red de bibliotecas. Otra idea de in­tegración uni­versitaria fue propuesta en el Pri­mer Congreso de Univer­sida­des de América Latina, celebrado en Guatemala en 1950, para crear La Universidad Latinoameri­cana de Postgrado. Pero ninguna de estas propuestas logró con­cretarse.  Por ello que UNILA, de concretarse su fundación, pasará a la historia como la primera universidad con objetivos de integración latinoamericana que logra emerger en los albores de este tercer milenio. Nuestros mayores deseos es que la Cátedra Educación Superior Comparada esté a la altura de este gran proyecto” concluyó.

La programación de la Cátedra, transmitida por internet, abarcó diversos temas. Se comenzó por resaltar la importancia de una cátedra en educación superior comparada,  dentro del contexto de lo que es el campo de estudios de la educación superior, siendo que en América Latina pocos países han logrado institucionalizar este campo de estudio. En este sentido, la Cátedra podría contribuir a formar investigadores y producir conocimientos propios para atender las urgencias en la toma de decisiones, muchas veces carentes de elementos que orienten las políticas públicas de este sector.

Una segunda conferencia estuvo dirigida a analizar las nuevas fuerzas de cambio de la educación superior a nivel mundial, haciendo énfasis en una de las dinámicas con mayor protagonismo en los últimos tiempos, cual es la internacionalización. Se planteó como, frente a las tendencias de fuente concentración del conocimiento en algunos países a nivel mundial, con marcados elementos mercantiles, la integración y fortalecimientos de centros de excelencia en la región, podrían contribuir a vigorizar el paradigma de la circulación de talentos, con aprovechamiento de las diásporas, con menos tendencia a la fuga de talentos, pero, sobre todo, con vocación de optimizar las complementariedades de la región, especialmente en aquellas áreas altamente competitivas a nivel mundial.

La última conferencia estuvo dirigida al tema de los Pensadores y Forjadores de la Universidad Latinoamericana, aprovechando con ello relevar el mérito de uno de esos pensadores, Andrés Bello, patrono de la Cátedra en Educación Superior Comparada. También se presentaron, en esta última sesión, dos de los casos nacionales que forman parte del estudio de Pensadores y Forjadores, Brasil y Argentina. Estos casos fueron presentados por  Helgio Trindade, autor del caso del Brasil; y por los argentinos Gonzalo Alvarez y  Claudio Díaz, directivos del Centro de Estudios sobre la Universidad y la Educación Superior, de la Universidad Nacional de Tucumán, quienes lo hicieron en memoria de Pedro Krotsch, autor del caso argentino. Al final de esta sesión, se hizo una semblanza de Pedro Krotsch, presentada por Carmen García Guadilla, fundadora de la cátedra; y por  Marcela Mollis, quién estaba como profesora invitada en el Curso sobre Evaluación de UNILA. En esta semblanza se hizo referencia a Pedro Krotsch como pensador y forjador, pues contribuyó de manera importante a elevar el nivel de institucionalización del campo de estudio de la educación superior en Argentina.

Fuente: UNESCO IESALC

Foto:CI-UNILA

 

 

 

TPL_BEEZ2_ADDITIONAL_INFORMATION