El mundo rinde homenaje a Koichiro Matsuura al concluir su mandato como Director General de la UNESCO

destacado_matsura.jpgLa comunidad internacional rindió un homenaje al Director General de la UNESCO, Koichiro Matsuura, en una emotiva ceremonia en la que actuaron artistas de las diferentes regiones del mundo.

La ceremonia se inscribió en los actos celebrados en el marco de la 35ª reunión de la Conferencia General de la UNESCO, que adoptó una resolución (35C/PLENDR.3*) que reconoce el éxito de Matsuura al frente de la Organización. Matsuura concluirá su segundo mandato el 14 de noviembre.

El Presidente de la Conferencia General de la UNESCO, Davidson Hepburn, y el Presidente del Consejo Ejecutivo, Olabiyi Babalola Joseph Yai, abrieron la ceremonia reconociendo las excelentes relaciones mantenidas por Matsuura con ambos órganos.

Las distintas actuaciones artísticas pusieron de relieve la determinación del Director General saliente a la hora de promover el patrimonio inmaterial de la humanidad, en tanto que el Presidente de Senegal, Abdoulaye Wade, y el ministro de Cultura y Comunicación de Francia, Frédéric Mitterrand, ensalzaron la dedicación y sabiduría de Matsuura.

El Presidente Wade reconoció la "enorme satisfacción de los Estados Miembros" por el trabajo realizado por el Director General en sus dos mandatos y alabó las "difíciles pero oportunas reformas" que ha emprendido en la UNESCO. "Estas reformas, realizadas con valentía,", dijo el Presidente, "tuvieron como resultado la restauración de la universalidad de la Organización".

El Presidente alabó también la labor de Matsuura en pro de la salvaguardia del patrimonio cultural de la humanidad, en particular mediante la adopción de tres instrumentos normativos: la Declaración Universal sobre la Diversidad Cultural de 2001, la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de 2003 y la Convención sobre la Protección y la Promoción de la Diversidad de las Expresiones Culturales de 2005.

"El fértil espíritu de la diversidad, que traduce el genio creativo de cada cultura y cada civilización, es esencial para la vitalidad de las sociedades humanas", dijo el Presidente, que reconoció el compromiso del Director General "en favor del acercamiento entre las culturas y las civilizaciones a través del diálogo la educación y el acceso a las tecnologías de la información y la comunicación."

Tras agradecer al Director General por su labor, el Presiente lo condecoró con el rango de "Gran Oficial de la Orden Nacional del León de la República de Senegal".

Frédéric Mitterrand, ministro de Cultura y Comunicación de Francia, Estado anfitrión de la UNESCO, habló del "legítimo deseo expresado por cada uno de nosotros de reconocer diez años de trabajo aplicado, de pasión y de lucha al servicio de todos, diez años a la cabeza de esta Organización, que, como sabe, los franceses llevamos en el corazón".

"Señor Director General", agregó Mitterrand, "con su abnegación y su humanidad ha logrado reunificar la ‘familia UNESCO' y, de ese modo, devolverle la dimensión universal que está en el centro de su vocación".

"Usted ha sido también un trabajador y un artífice de lo universal, pues siempre ha afirmado el papel de la UNESCO en la escena internacional y ha reforzado su papel de punta de lanza y de crisol de la solidaridad intelectual y moral de la Humanidad en su conjunto".

El Director General agradeció las palabras y testimonios de amistad de los participantes, "que suscitan en mí un profundo sentimiento de modestia y humildad".

Recordando su infancia en un Japón devastado por la guerra, Matsuura recordó cómo "al igual que muchos otros japoneses siendo muy joven aprendí a amar la UNESCO, [...], la primera organización internacional a la que ingresó Japón, cinco años antes de entrar en las Naciones Unidas".

"Siempre recordaré el día en que la bandera de los Estados Unidos ondeó de nuevo en la UNESCO como el día en que esta Organización recuperó la credibilidad y la influencia a nivel mundial", dijo Matsuura, refiriéndose al regreso de Estados Unidos a la Organización, ocurrido en 2003, durante su primer mandato.

El Director General se refirió también a su compromiso de salvaguardar el patrimonio mundial inmaterial y dijo que "la humanidad no puede permitirse perder expresiones culturales vivas del mismo modo que no puede descuidar sus grandes monumentos y sitios".

"Ser Director General ha sido mucho más que un trabajo", concluyó Matsuura, "ha sido mi objetivo, mi pasión y mi mayor orgullo".

Numerosos jefes de Estado, incluidos monarcas, príncipes y presidentes, ministros, embajadores y respresentantes de organizaciones internacionales, tomaron parte en homenaje con palabras de alabanza para el Director General saliente, ya desde el podio o en mensajes grabados proyectados ante la augusta asamblea reunida en la Sede parisiense de la UNESCO.

Fuente: UNESCO-PRESS

TPL_BEEZ2_ADDITIONAL_INFORMATION